lunes, 2 de julio de 2012

Crítica TV - Retransmisiones Eurocopa 2012

No hay dos, sin tres...




Puede que esta crítica traiga cola, pero por delante voy a decir algo que espero que lo tengáis en cuenta: Soy prácticamente un ignorante en fútbol.
Entendedme, sé lo básico para ver un partido pero no soy ningún forofo, ni entiendo de estrategias, bandas y todo eso que convierte a muchos aficionados en expertos y a muchos expertos en verdaderos analíticos.

Por eso, ésta es quizás mi crítica menos “seria” porque no voy a entrar a analizar la seriedad y profesionalidad de los comentarios que se han realizado por el equipo de mediaset, entre otras cosas porque no tengo los conocimientos suficientes para hacerlo. Pero sí que voy a juzgar otra cosa: la espectacularidad y el entretenimiento de las narraciones y especiales. Y sí, nos podemos quejar de muchas cosas al respecto, pero sin lugar a dudas el equipo capitaneado por Manu Carreño y Paco González ha dado en el clave de convertir el mayor espectáculo deportivo de masas en un fascinante espectáculo televisivo.

Voy a tratar de explicarme, pero la principal razón que voy dar es que en la cadena y adyacentes han convertido la Eurocopa en un must, en algo que había que ver independientemente de que te gustara o no, de que quisieras que ganaran o no (hay gente para todo), de que vieses los 90 minutos o hicieses zapping mientras tanto o de que los partidos de España fuesen como una película de Angelopoulos o Terrence Malick, sabes que son muy buenos pero en el fondo te aburres como una ostra.

Y sí Sara Carbonero hace unas intervenciones que rozan el encefalograma plano, no aporta absolutamente nada a las retransmisiones y parece querer llevar la expresión mujer florero hasta su máxima expresión, pero su sola presencia ha provocado que muchos estemos pendientes de cada uno de sus movimientos, de su ojo distraído y, porque no, de reírnos abiertamente y con crueldad de sus comentarios y ladeos de cabeza. Los propios compañeros han incentivado el cachondeo y eso ha sido muy de agradecer.

Es cierto que los comentaristas nos han exasperado a todos, especialmente Juanma Castaño, pero incluso eso mantenía viva la emoción y le daba una intensidad y un nerviosismo que muchas veces no había en el terreno de juego. No os olvidéis del partido contra Croacia, uno de los más vistos y un auténtico sopor sin tiros a puerta.

Me repito, como no aficionado al fútbol recuerdo la dormidina que eran las retransmisiones de Televisión Española y Antena 3, puede que tuviesen mayor calidad pero para el espectador medio al que le importa poco eso le faltaba chispa, gracia y sobre todo la sensación de participación.

A mí el único que no me ha cuajado ha sido Fernando Morientes (por el que los años simplemente no han pasado y sigue exactamente igual) cuyos comentarios demostraban una y otra vez que a los futbolistas les cuesta unir las neuronas de forma productiva. Tampoco soy muy fan de Nico Abad, pero mejor ahí haciendo conexiones que retransmitiendo el tenis... que en Roland Garros era para matarle

Por eso, tras todo lo criticado y comentado que ha sido el equipo de mediaset yo les apruebo a nivel de espectáculo, de entretenimiento y de diversión que es de lo que se trata. Creo que en líneas generales ha sido muy profesionales, o al menos lo suficientemente profesionales del medio televisivo y han sabido no solo retransmitir una serie de partidos sino crear un show de forma completa. Y eso es verdaderamente complicado.

Así que, aunque me piten los oídos lanzó desde aquí una lanza a favor de todos ellos, los cabezas visibles y los invisibles porque me han enganchado a algo que no tenía demasiado interés en ver, han creado un gran envoltorio y no ha sido una chapuza de contenido.

Y si no ya veréis las retransmisiones serias y profesionales de los Juegos Olímpicos por parte de la cadena pública. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada