viernes, 7 de agosto de 2015

Los 4 Fantásticos (FAntastic Four, 2015) - **1/2




Algunas veces en el cine actual cuesta ver y admirar una voz en el modelo hecho con molde y plantilla de blockbuster en general y cine de superhéroes en particular que “marvelvivimos” en la actualidad: Edgar Wright despedido para hacer un Ant-Man más marveliano, Joss Whedon harto de los vengadores y dejando su trono sin hacer su trilogía…
Por eso hay que reconocer el par de pelotas que le ha echado Josh Trank para plantar esta “Los cuatro Fantásticos” (Fant4astic, Fantastic Four, 2015) una película de superhéroes atípica,increiblemente indie, lenta en desarrollo y con una única escena de acción y mucha tranquilidad en el desarrollo de personajes. Desde luego que los haters are going to hate de manera enorme en una de las más arriesgadas cintas de superhéroes desde el Hulk de Ang Lee.
¿Es el tener esta voz personal algo bueno para el cine? Absolutamente, pero el problema es que Josh Trank tiene realmente poco que contar. Toda la primera mitad es una película normal de ciencia ficción de adolescentes (me recordaba mucho a Project Almanac) con gotas de humor que no funcionan y muy poco conflicto y suspense (especialmente porque sabemos cual va a ser el resultado). Después se torna en un drama de aceptación (muy adolescente, nada oscuro o adulto) y ya al final, cuando por fin parece aceptar el grupo sus peculiaridades… la película termina.
En Fantastic Four Josh Trank se entretiene mucho en poner las cartas sobre la mesa, en explicarnos de donde vienen los protagonistas y qué inquietudes les surgen y lo hace hasta tal punto que le lleva más de una hora a los protagonistas hacerse con los poderes, hora y media hacerse con ellos y juntarse y… casi no hay tiempo para nada más. Y ese es el problema de muchas cintas hoy en día, del efecto post señor de los anillos, las películas creadas para saga a veces son meros trailers para lo que va a llegar, es la misma sensación que tuve con Sinsajo, algo genial va a ocurrir, pero te lo cuento si eso el año que viene.
Por eso me resulta raro que a Josh Trank le hayan dado un presupuesto tan abultado para hacer algo así, o los productores han metido mano muy tarde en el proyecto y se ha quedado en tierra de nadie. Los trailers son un engaño impresionante, hasta el póster miente (fuego cayendo sobre Nueva York? eso no sucede nunca en la cita) y resulta llamativo que en los tiempos de marvel hayan hecho una película tan calmada y que huye tanto del conflicto y de la acción (no hay más que ver el escape de las instalaciones para darse cuenta)
Pero si le doy un aprobado es porque a mitad de la narración me dije “¿y si no fuesen los cuatro fantásticos? ¿Y si fuese un grupo nuevo del que no sé nada y que no sé hacia donde va?” es entonces cuando la cinta funciona. Si Josh Trank hubiese hecho una película de ciencia ficción nueva, estaríamos ante una de las sorpresas de la temporada como lo fue su Chronicle. y desde ese punto de vista, disfruté de la cinta, olvidándome de lo que debía ser y centrándome en lo que realmente es. Por supuesto este punto de vista es erróneo, porque son los 4 fantásticos y como tal la cinta debe ser criticada, pero quiero dar a entrever que hay un poco más bajo la superficie fallida de la cinta.
En resumen, “Los cuatro fantásticos” no es un desastre pero dista mucho de ser una buena película.Funciona mejor como ciencia ficción adolescente que como película de superhéroes y tiene un alma de película independiente que resulta diferente, aún así tiene muy poco que contar, muy poco suspense que ofrecer porque ya sabemos a dónde va y muy pocas dosis de humor y entretenimiento. Es una cinta fallida, pero se agradece el intento por salirse del tiesto.
Lo mejor: El intento
Lo peor: Pasan muy poquitas cosas
Valoración: 5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada