domingo, 10 de enero de 2010

Hay algo peor que Karmele a Eurovision. Se llama Malena Gracia



Así está el patio. Ahora es la “Pretty Woman” española la que vuelve a intentarlo por tercer año consecutivo. Y es que algunas no tienen suficiente con fracasar una vez. Se dejan la piel en fracasar una y otra vez como metidas en un bucle espacio-tiempo.

Malena Gracia consiguió un éxito musical. Todos de acuerdo y nadie obvia que “loca” fue un hit discotequero en un momento dado en el que España también ensalzó a la gran figura de la canción Dinio con su “hasiendo el amor” o a Pocholo con su canción de letra poética “Ese pocho, ese pocho, eh… eh.”

¿Qué quiero decir?, que todos hemos aupado al friky de turno para pasar el rato y divertirnos, pero de ahí a que nos les tomemos como cantantes va un paso muy largo. En su día todos coreamos al Koala, a Tamara/Ambar/Yurena/Mari Mar/que me dejen ponerme un nombre, a las Sex Bomb, a la terremoto de Alcorcón, a las Supremas de Móstoles o a Nuria Bermúdez y su tropa, pero de ahí a considerarlas cantantes… pues como que no.



Pero hay gente que tiene un lifting en el cerebro y la silicona le nubla el juicio. Y nuestra querida Almudena Gracia no sé da cuenta que así no… que no va bien (guiño APM).

Porque hay una diferencia entre Chiquilicuatre y Karmele Marchante (y sabe Dios que no los estoy defendiendo) y Malena Gracia. Los dos primeros saben que van a hacer “el coña”, que se trata de algo divertido, anecdótico y simplemente es un gag musical en un certamen.

Malena no va a eso, sino lo intentaría con toda la tropa casposa desde Paco Porras a Yola Berrocal pasando por Loli Ávarez. Malena se cree cantante seria y propone algo serio pero a su manera, es decir, como si un cámara de bodas y comuniones tratase de hacer una obra maestra del celuloide rodando un enlace. Malena pone su empeño en hacer algo profesional y el resultado es… La Vida.
Una pantuflada casposa, cutre, digna de confundirse con un monotono y que encima pretende sonar a canción de verdad. Un poco de por favor.

Si Malena se riese de sus escasos atributos para el canto y se autoparodiase en clave cómica con una canción sin más propósito que el de entretener, el que aquí escribe se quitaría el sombrero y recargaría el móvil para votar por ella. Pero viendo el resultado de “la vida” solo puedo gastarme los cuartos en un loquero para esta mujer porque está verdaderamente fatal.

¿Realmente quiere Malena ir a Eurovisión? Ivo cree que no. Que lo que está mujer quiere es que alguien como yo desperdicie tiempo y letras en hablar de ella, sacarse un par de programas en Sálvame y DEC y amortizar el verano con un par de bolos en discotecas quejándose de que TVE lo hace fatal y de que en Eurovisión siempre se vota por vecinismo.

Y ahora voy a analizar el videoclip del temazo que es este:




He prescindido del sonido tras dos acordes y me he limitado a ver el percal. Malena ha aprovechado la función del colegio de su nieto (me niego a pensar como pone en su Wikipedia que nació en 1971 ¿Quién quiere hacerme creer eso? ¿su cirujano?) y con dos láser verdes y unas luces de los chinos ha convencido a unos amiguetes para montarse una coreografía de las de “tú eres mi sol y yo tu luna” donde escenifican con gesto la letra de la canción.

Mención aparte del vestuario comprado en las rebajas de Zara o Pimkie y esas faldas de los bailarines (se pensarán que es algo rompedor y original para el festival).

Pero mi momento favorito, es cuando nuestra amada diva ejerce un flashback o un sueño con efecto de movie maker incluido (por el minuto 2 más o menos) y aparece caracterizada como ¡sevillana! Agarra su abanico y da dos pases toreros y un taconeo casi sin mover un músculo (que para algo se había dado botox antes de rodar esta obra maestra) que es lo más vergonzoso que he visto en años. Para colmo los fulanos agitan dos mantas y volvemos mediante el mismo efecto Movie Maker al apoteósico final, donde Malena se me vuelve a poner las domingas apretadas y termina con cara chula/guarra sin saber muy bien porqué.

En resumen que me da pena Malena Gracia porque encima se cree cantante y que ha hecho algo “digno”, pero por favor que alguien abra los ojos a este elemento para que se de cuenta de que por el bien de todos, debería de dejar de intentarlo.

P.D. Ella mal, pero los que la acompañan en el videoclip son para matarlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada