martes, 16 de marzo de 2010

ENTREVISTA EMILIO ARAGÓN

TITULARES:

- Corríamos el peligro de que la gente pensara "otra película de la Guerra Civil".

- Roger es un actor, no un niño que interpreta

- Muchas de las anécdotas están inspiradas en hechos reales

- El cine español está en un punto de giro, el público vuelve a ver cine español.

- Somos trabajadores de esto y hay que dejar de mirarse el ombligo y empezar a trabajar.



Esta semana vamos a seguir descubriendo cine en español, y para ello hemos hablado con uno de estos protagonistas que no requiere presentaciones porque su nombre ya lleva varios años escrito en la historia del espectáculo español. Es un honor presentar a Emilio Aragón. Buenas tardes.

Buenas tardes Ivo. Es un placer estar contigo.

Se te podría definir un poco como el Leonardo Da Vinci de los medios españoles, has probado un poco de todo…

Bueno lo he intentado, lo sigo intentando y espero y deseo poder hacerlo por muchos años.

¿De dónde surge Pájaros de Papel?

Es un proyecto con el que llevo soñando muchos años y no solo con la historia sino con la idea de dar el paso y rodar una película y dirigirla. Soy un amante y apasionado del cine y le tengo mucho respeto, por eso hasta que no lo he tenido muy claro no he decidido avanzar. Y he intentado hacerlo guiándome de la mano e compañeros y amigos con los que puedo ontar de manera incondicional y el resultado, tras el estreno el día 12, el resultado es que estoy recibiendo una respuesta muy positiva y me encuentro muy feliz con ello.

¿Porqué volver a ahondar en la posguerra si muchas películas españolas inciden en lo mismo?

Era el hándicap a la hora de arrancar el proyecto. Una película ambientada en la posguerra corría el peligro de que la gente pensara “otra película sobre la guerra civil y que esto desdibujara lo que queríamos contar. La película está ambientada en ese momento, el marco son los años 40, pero no es una película de la guerra civil. E suna película que habla de otras cosas más universales, habla de emociones que además se podrían trasladar al siglo XXI.

¿Entonces porqué llevarla a esa época?

Porque también existía en mi unas ganas de rendir homenaje a una generación como la de mi padre, una generación que vivía a contracorriente, una generación que amaba con pasión todo lo que hacía y que ser cómico en aquella época era poco menos que manchar el apellido de una familia. Decirle a tu padre que querías ser cómico en aquella época… lo tenías que tener muy claro y ese el porqué de ambientarlo en la época.

¿Y cómo te metes en un primer proyecto a rodar con un niño cuando es uno de los prohibidos los niños y los animales?

(se ríe) Niños y animales no. Además hacemos un guiño con ironía en ese sentido durante la película. Aquí yo me fie absolutamente de Luis Narciso, jefe de casting y él me dijo “hagamos pruebas pero confío plenamente en Roger porque es actor”. Y es cierto, es un actor no es un niño que interpreta y asó lo apuntaba Lluis (Homar) en ese sentido, Roger es un niño muy inteligente, rápido y las preguntas que me hacía durante el rodaje eran preguntas de adulto, de gran actor.

¿Se podría colgar a “Pájaros de papel” esa coletilla de basada en hechos reales? ¿Cuánto hay de biográfico en ella?

Pues se podría, porque hay anécdotas concretas que sí que son fieles y hay otras en las que nos hemos inspirado en uno u otro personaje o actor o actriz o cómico que nos han contado, o anécdotas que mi padre me ha contado en alguna cena… Hay una mezcla de ficción y realidad porque tengo la mochila cargada de anécdotas de la profesión y desde hace quince años llevo recopilando historias y de alguna manera u otra, quizás no fielmente pero sí que están en la película.

¿Cómo se empieza a dibujar el panorama de cine español? ¿Deja de ser un género para ser una nacionalidad?

Yo creo que hay un punto de giro en este 2010 con películas como Celda 211, Ágora… el público empieza a volver a ver cine español gracias a profesionales fantásticos y gente que hace cosas bárbaras. Había un ruido que no dejaba escuchar la música de fondo, había mucho ruido en los medios y en ese sentido Álex de la Iglesias vino a anunciarnos definitivamente “Somos trabajadores de esto y hay que dejar de mirarnos el ombligo para empezar a trabajar y avanzar” y creo que ha calado en la gente y este es el resultado.

Volviendo a Pájaros de papel, ¿A qué público le puede gustar más?

Pues la película tiene varios códigos que pueden interesar a uno u otro público. Uno es que es una película e época, con todo lo que conlleva. Luego habla el mundo del teatro y los cómicos y luego habla sobre todo de terrenos comunes, hablamos del dolor, de cómo enfrentarnos a la vida con uno u otro espíritu y actitud y son terrenos bastante comunes. A los que les interese transitar por la comedia, el drama, volver a la comedia… esta película es para todos ellos.

Para terminar, Pájaros de papel está en los cines y seguramente se mantenga durante varias semanas porque es una película e las de boca oreja, de las de recomendar y descubrir y no de usar y tirar, dirigida por Emilio Aragón e interpretada por Imanol Arias, Lluis Omar y el niño el Orfanato.

Yo recomendarla no puedo, me encantaría decir vayan a verla porque es una buena película pero no puedo…

Yo sí puedo, además se la recomiendo a la gente que sigue día tras día Amar en tiempos revueltos, semana tras semana Cuéntame, y que además es para dejarte llevar por su ritmo y su nostalgia.

Y creo que merece la pena ver el trabajo y composición de Lluis Homar, Imanol Arias, Carmen Machi…

Además creo que es una película que estará sin lugar a dudas en los Goyas.

Si es así te debo un vino.

Muchas gracias Emilio.
Gracias a ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada