lunes, 27 de enero de 2014

Crítica de TV - Benidorm [1,5/10]

El Inserso Guiri sueña con su paraíso vulgar


Aunque parezca mentira existe. Y va por la sexta temporada. Estos guiris… 

Se trata de una serie que lleva por nombre y título el título de la “emblemática” ciudad turística conocida por excelencia por sus precios baratos, sus chonis y los viajes del Imserso poblando cada rincón mientras se cuecen al sol al son de Manolo Escobar.

Todos sabemos lo que es Benidorm y no lo critico, es una ciudad de puro veraneo, de ir al Sol, a pasárselo bien a la playa y a emborracharse. 

Nosotros los sabemos y parece que los ingleses también, porque han hecho y confeccionado una serie en clave de comedia ridícula acerca de nuestra ciudad, y ambas comparten el mismo sentido del gusto, de lo refinado y del glamour y si hubiese un remake a la española tendríamos que comernos a Antonio Resines, Jesús Bonilla y un par más de artistas de la talla y el calado de los grandes actores que nos ofrecieron el remake de Cheers.

Benidorm es una burda de serie, realmente mala, sobreactuada, llena de historias que son gags a medio gas y con un humor entre inexistente e infantil, y tan blanco y absurdo que si fuese española la habríamos machacada y apaleado sin traición.

La trama se centra en las aventuras de un grupo de gente diferente en un complejo vacacional en Benidom, y… ya. Ahí se van sucediendo chistes unos sin gracia y otros con con menos aún, con tramas un poco para toda la familia y todo ello grabado como si fuese un capítulo aleatorio de la serie de los S Club 7.

El peso de la acción la quieren basar en los personajes, pero es que son tan estereotipados, cutres y casposos que dan vergüenza ajena. Y una de las cosas que pensaba al verla, ¿qué hubiese pasado si se hubiese realizado en España? Pues que es increíblemente racista, pero con ellos mismos. Me explico, si uno ve Shameless, ve como los ingleses saben reírse de sí mismos. pero viendo Benidorm no es solo que sepan reírse de sí mismos, ¡es que se humillan!

Imaginad todos los estereotipos que tenéis sobre los guiris y que usamos para reírnos de ellos, todas esas cosas que sabemos que hacen en los hoteles y que nos sacan de quicio como tostarse como gambas y langostas, como ir con sus escasísimos modales gritando y bebiendo cerveza, o los viejos decrépitos con un tono anaranjado que se creen que quedarse como una pasa es un prototipo de belleza… A eso sumadle un camarero travesti viejo, un par de peluqueros gay histriónicos y seguimos…

Esto podría funcionar si tuviesen algo que contar, o situaciones construidas en alguna base, pero no. Solo gente andando y rechinado frases de memoria mientras se quedan quietos como pensando ¿ha sido esta toma la buena?

En resumen, Benidorm es una comedia muy mala, una producción muy cutre y cargada de elementos que la califican hasta de bodrio de primer nivel. Lo único bueno que puedo decir de ella es que de tan mala que es resulta entretenida, como una comedia que pasan en verano en la 1 a las 11 de la mañana. Desde luego no una de esas joyas televisivas de la televisión inglesa.

Lo mejor: De lo mala que es resulta entretenida

Lo peor: Que es muy mala

Valoración 1,5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada