miércoles, 13 de mayo de 2015

CRÍTICA DE TV - VIS A VIS (7/10)

Def. Yellow is the new Black



He de reconocer que me equivoqué. El primer capítulo de Vis a Vis me pareció un auténtico despropósito al estilo “El Barco”, algo entretenido pero con un sello de absurdeces y mamarrachadas sin respuesta digna de admirar.

De hecho, cuando me senté a ver el segundo capítulo, esperaba que se convirtiera en mi nuevo placer culpable de ver con twitter en mano y que fuese una comedia improvisada que diese vergüenza ajena. Seamos sinceros, el primer capítulo no hacía ninguna justicia a la serie.


Ahora, ya visto el cuarto capítulo de la serie, tengo que asumir mi equivocación, que la serie ha encontrado en sus tres capítulos posteriores un tono mucho más adecuado y equilibrado, que ha sabido huir de las similitudes con “Orange is the new Black” y que pese a no estar a la altura de aquella u “Oz”, sí que ha sabido trabajar sus aciertos (un entorno distinguible y unos personajes carismáticos) y engancharme semana tras semana.

En la serie Macarena es una pobre rubia engañada por su pareja que se ve envuelta casi sin querer en un delito e internada en un centro penitenciario con una condena por siete años. Allí tendrá que lidiar con una serie de presas que serán menos amigables de lo que parecen y de unos funcionarios que… bueno son funcionarios. Con eso lo digo todo. Al mismo tiempo hay un asesinato por la búsqueda de un dinero del que la protagonista se tropieza de bruces con las pistas, así como el que va a la máquina de tabaco y se encuentra un mapa del tesoro.

El punto de partida es muy similar al de la serie revelación de Netflix, pero ahí termina todo. Vis a Vis es deudora de aquella pero, por suerte, sabe que no aguantaría el tipo ante cualquier comparación y ha ido despegándose de su sombra con más dosis de misterio, drama y oscuridad que aquella. 

Muchos criticamos que Orange no compita en comedia en los próximos Emmy. Nadie en su sano juicio calificaría Vis a Vis como una comedia. Con lo que desde el tono hasta las tramas y situaciones la serie española ha sabido alejarse de las inevitables comparaciones.

¿Significa esto que es la serie española del año? 
No. 
Esa es el Ministerio del tiempo, pero hay que reconocer que es un paso adelante en lo que ofrece. ¿Es eso conformismo? Sí y no. No vivo en Inglaterra con lo que no veo televisión en directo y tengo que acudir al día siguiente a buscarla, por lo que algo de crédito tengo que darle a la producción cuando soy yo el elemento activo en querer verla.

Eso no significa que sea perfecta, ni de lejos. Seguimos teniendo esas conversaciones en las que SIEMPRE hay un más uno escuchando marca de la casa (Globomedia), tenemos muchos guiones y conversaciones hiperprofundas que funcionan bien en papel pero que recitadas suenan increíblemente falsas, esa manera de resolver asuntos y tramas a golpes (Rizos denuncia a la protagonista y parece que se van a odiar a muerte y luego se dicen lo siento y tan amigas), esa costumbre de toda serie española de arrancar con un asesinato (desde Motivos personales a Gran Hotel pasando por Internados o… prácticamente cualquiera) y un montón de colegueo forzado a necesidad de guión y confesiones a funcionarios de presos que llevan quince minutos, y prefiero no hablar de esas confesiones a cámara tan falsas de las presas como si fuese un documental que rompen la estética, la coherencia audiovisual y la veracidad ficcional de la propuesta (esto no es un mockumentary ni juega a serlo, ¿entonces? ¿a ton de qué?) y las sobre actuaciones de ciertos funcionarios haciendo caricaturas absolutas de sus personajes.


Pero a pesar de ello, las buenas interpretaciones de casi todo el elenco, la frescura en las caras del reparto, la química en pantalla y que la trama general es realmente interesante consiguen hacer que levante la ceja ante los despropósitos y les de el visto bueno mucho más de lo que solía hacer con cualquier otra serie.

En resumen, Vis a Vis es una revelación, un entretenimiento muy interesante y con muchas bazas a su favor. Una ficción que puede mirar cara a cara a propuestas internacionales y que sabe mantenerse interesante y con ritmo durante todo su metraje, y sí, tiene errores pero tiene el corazón y el alma suficiente como para que vuelva a ella semana a semana. Y eso es mucho mérito.

Lo mejor: El reparto y en especial el trío protagonista (Maca-Rizos-Nawja Minri)
Lo peor: que alguien quite del montaje el falso documental. Lo siento por la gitana que ahí tiene su único minuto de gloria, pero… No. No lo siento.


Valoración: 7/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada