viernes, 2 de diciembre de 2011

Cochran: La venganza de los Nerds


Spoilers de Survivor South Pacific hasta el episodio 12



Esta es la historia de Cochran: el último protagonista de esa maquinaria fantástica de entretenimiento llamado Survivor.

Cochran se presentó al concurso como un auténtico seguidor, con su pinta de rarito en sentido radical (lo de Stephen de Tocantins o Kenny de Gabón a su lado no es nada) y como un seguidor del programa dispuesto a vender su alma a Mordor por quedarse lo que fuese necesario.

El pobre lleva yéndose desde la semana uno, y a servidor que le queda algo de corazón (no mucho) irremediablemente sintió lástima por este nerd al servicio de una tribu de matones liderada por el radicalmente insoportable Ozzy. Al pobre le hicieron saber en todo momento que no era uno de ellos, que estaba allí de gratis y que tenía que besar el culo de cada uno de ellos por ello.

Hasta que, claro, le llegó la posibilidad de venganza y cargarse a toda su tribu cambiándose de bando. Y lo hizo, y todos lo celebramos, la victoria de David frente a Golliat, del rarito frente a los matones de instituto.

Pero había algo más, y es que Cochran no se conformó con eso, sino que sentado en sus “improvisados” tronos donde ofrecía entrevistas se vanagloriaba de su gran movimiento haciéndose hasta autoproclamación de hacer uno de los mejores movimientos de la historia del programa. Pero cuesta creer cómo siendo seguidor del show no vio venir todo lo que le iba a pasar.

Y es que en survivor siempre vale más lo malo conocido que lo bueno por conocer, eso lo sabe muy bien la diva Sandra Díaz Twine, una mujer capaz de aguantar en esa isla con una tribu a la que odiaba porque sabía que sus oportunidades en el juego cambiándose de bando la situaban al final de la cadena.

Pero Cochran no es Sandra, se fue de su tribu en la que era sexto a otra tribu en la que iba a ser séptimo y solo por el simple hecho de hacer una especie de venganza. Si te cambias de bando tienes que estar completamente seguro de que tienes una alianza fuerte y estable a donde te mueves, que vas a ser capaz de encontrar la grieta y aprovecharla. Y lamentablemente en la “familia” de Coach, pese a estar pirados de la cabeza todos, no ha llegado la sangre al río y Cochran no se ha sabido vender,

Así que esta semana el pardillo ha salido por la puerta, todavía le queda Redemption con un duelo con su mayor instigador : Ozzy. Pero con Cochran me ha pasado lo mismo que a Sophie: al principio me caía bien por lástima hasta que su aire, su onda y su arrogantería me han llegado a odiarle hasta el punto que me apetece verle expulsado de una maldita vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada