jueves, 10 de mayo de 2012

Crítica de TV - GIRLS - 10/10

Fenómeno de culto a la vista. Uno de los mejores shows en años




Que lo que llevamos de estrenos seriéfilos en 2012 es muy flojo es casi un hecho. De las comedias salvo “Don’t trust the b--- in apartment 23” y “House of lies” y todo pese a no ser excesivamente grandes, pero al menos consiguen distraerme y divertirme.
En el apartado drama la cosa se ha quedado en casi nada: "Touch" se ha desinflado, de Alcatraz es mejor no hablar, The River es realmente infumable, Terranova apestaba, Awake me da pereza, The Firm ni os cuento, GCB es lamentable y sigo Scandal y The Client List por mero cachondeo. La única verdaderamente destacable es Once Upon a Time.

Pero entre todas ellas y como esperanza casi exclusiva mía la HBO se ha lanzado a la piscina con una de las propuestas más arriesgadas, incómodas e inteligentes de la pequeña pantalla. Es más tras ver Girls pienso que lo de “Sexo en Nueva York” es una mera estupidez comparada con ésta (mucho tiene que decir la infumable segunda película).

Pero, ¿qué es Girls? Girls es un alegato generacional de los veinteañeros que nos enfrentamos al terminar la universidad a una sociedad incómoda en la que nos tratamos como basura en las relaciones, que somos incapaces de encontrar un trabajo estable y que cada vez tenemos menos en común con nuestros propios amigos.

La historia se centra en Hannah a la que sus padres le cortan el grifo de mantenerse y se ve en medio de Nueva York sin un céntimo. Lleva en prácticas de becaria media vida y su meta es escribir un libro de experiencias. Esto no es Sex and the city, no hay hueco para armarios fastuosos, ni para un amante espectacular cada semana. Girls está basada en la vida, las mujeres no son perfectas, los hombres tampoco, el trabajo casi ni da para llegar a final de mes y la amistad entre ellas no es super guay ni fastuosa, es más un medio de tolerarse entre la vida. De hecho las cosas importantes casi todas se las callan entre ellas. Creo que todos lo hacemos.

Hannah tuitea, escribe un diario y está medio enamorada de un tipo que la trata fatal. Además no hay escatología en mostrar situaciones incómodas en relación al sexo (Te voy a dibujar el mapa de África en el brazo), masturbación y en algunos aspectos es hasta humillante. Pero así es muchas veces la vida.


A la vez tiene unas amigas cada una con sus errores y vida. Su compañera de piso Allison una asistente de una galería de arte que tiene una relación con un hombre que la adora pero al que ella ha dejado de querer y solo sigue por rutina, y las dos primas Sossanah está obsesionada con “Sexo en Nueva York” y los reallitys casposos de nueva hornada americana tipo “El Soltero” y su mayor preocupación es que aún es virgen y Jessa que acaba de llegar de Europa es la más bohemia de todas y prácticamente todo le importa un bledo.

La serie lleva cuatro episodios emitidos y se está tomando un tiempo y una calma brillante para construir cada personaje y dejar que nos encariñemos con sus excentricidades, para dejar que las cosas fluyan de manera más real y natural que ficcionada. Aquí no ven a un chico y rápidamente se le follan aún teniendo pareja, va más de otra manera, de dejarlo ahí en suspenso para (seguro) retomarlo después, para hacernos partícipes de sus dudas.

Pero lo mejor de la serie es su humor. No hay gags, no hay frases descacharrantes (bueno algunas veces) sino momentos que te arrancan la sonrisa cómplice por el cariño que se coge a los personajes. El guión está tan depurado que se trata de sacar acidez, crítica, ironía e inteligencia de situaciones comunes, de situaciones patéticas, de situaciones vividas, porque no importa el qué se cuenta sino el cómo se cuentan las cosas.

Y aquí es donde os hablo de Lena Dunham que protagoniza, escribe, dirige y produce la serie. Una chica del montón tirando a rellenita que llegó a Nueva York a vivir su sueño de ser escritora y directora de cine y se encontró con… la vida. Tras un laureado debut en el cine independiente con "Tiny Furniture" se alió con Judd Apatow (sí el de las películas bromance) para sacar todo de ella en esta Girls. Muchos han apodado ya a Lena Dunham como la nueva Woody Allen. Es muy posible que así lo sea, desde luego sabe cómo contar una historia y no tiene miedo a entregarse a su personaje de manera física y emocional.

Podría decir más bondades de esta serie, pero debéis verla y comentarla. Es lo que os pido porque para mí, Girls con solo cuatro episodios se ha convertido en un fenómeno de culto, un clásico instantáneo, un retrato ácido e inteligente de la realidad. Girls no solo es imprescindible sino que demuestra que hay vida inteligente y que a veces todos nos comportamos como imbéciles y que la vida hay que tomársela con cierto humor y los errores, de uno en uno. Y a mayores la banda sonora es genial

Lo mejor: Cada escena es oro

Lo peor: A veces es demasiado incómoda

Valoración: 10/10

4 comentarios:

  1. que buena serie la nueva de HBO: Girls tiene una propuesta innovadora y fresca, además hoy en día se esta convirtiendo en un referente de moda a nivel internacional, sin lugar a dudas muy recomendable.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta Girls, y me encanta que esté de vuelta. Ahí va mi homenaje ;)

    http://seriesanatomy.blogspot.com.es/2014/01/girls-and-city.html

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. A mí me parece una excelente serie, como siempre HBO me sorprende con sus series y esta no es la excepción, Girls me encanta, ahora veo la tercera temporada y me ha gustado mucho, pues está bien lograda y realizada.

    ResponderEliminar
  4. Creo que Girls es una propuesta original fresca y diferente, vale la pena que hagan series de este tipo mucho más reales y aterrizadas. Vale mucho la pena, además de que es muy entretenida.

    ResponderEliminar