viernes, 28 de junio de 2013

BIG BROTHER USA - Review 1x01


It's back Bitches





Parece mentira que sin darnos cuenta ya nos hemos metido en el verano y con ello una nueva temporada de series y productos televisivos. Y mientras unos aguardan a True Blood o Dexter yo veo Big Brother. Soy así.

Y es que el Big Brother USA (que dista bastante en mecánica y desarrollo del español) es mi pequeño placer culpable, mi dosis de diversión vergonzosa y que encima disfruto.

Este año han tratado de dar un giro a la mecánica (siempre hay uno) y veremos cómo se comporta la sustancia pero todo apunta a un mangoneo de la producción extremo como sólo ellos saben hacer y una excusa para salvar al nominado de turno y conseguir llevarlo hasta el final (¿Hola Rachel Reilly?)

Así que nos hemos aventurado en una nueva edición, la 14, con un giro con el que evitar a los “floaters”, es decir a los muebles de decoración que van a pasearse por allí, ponerse morenos y dejar que el resto se maten entre ellos mientras se aseguran una tercera o cuarta plaza. Que si bien es una dinámica de juego respetable de cara al espectador es un coñazo inhumano.

Han revelado el grandísimo secreto que es ni más ni menos que “América” vota al mejor jugador de la semana y éste elige un nominado a mayores de manera secreta. Se supone que el jugador será elegido en base a su gran juego pero seamos sinceros, aquí van a votar por quién más rabia les de. De hecho ya se ha elegido el primero en base al juego demostrado... en los videos de presentación.

¿Alguien duda que Jeff se hubiese llevado todos y cada uno de los MVP de cualquiera de sus dos ediciones a pesar de no ser el mejor ni el mayor estratega? 

Aún así es un giro que puede prometer desestabilizar la rutina habitual y darnos bastantes alegras y enfados por los tongazos descarados. Ahora que de ahí a los comentarios “This change the game completely” va un camino largo, pero Big Brother es para abrazar estos efectismos baratos.


Y así uno a uno entraron todos los concursantes en la que será la edición más larga del otro lado del atlántico mientras la robótica Julie Cheng recitaba el prompter con su habitual gracia robótica (movimientos de cámara incluidos) y seguía dando esa impresión de ir en “modo avión” durante los 40 minutos.

Y así vimos los vídeos de presentación cargados de una cosa, bueno dos: TETAS

Normalmente los realitys americanos están cargados de gente guapa y un par de feos, pero es que este año es más descarado que nunca que la parte femenina parece sacada de una revista de las que llevan calendario edición especial camión. Los vídeos siguen siendo marca de la casa: guionizados y falsos. Pero este año se han hecho más cortos y entretenidos que usualmente, hasta en un momento tuvimos a la diva Rachel Reilly dando grititos con su hermana (que parece andar igual de sobrada de neuronas) y en uno de sus arrebatos de Diva trató de llorar en sus 3 segundos de gloria de despedir a su hermana. Pero no había arbustos cerca y todo se quedó en unos meros pucheros. 
Algo me dice que no va a ser la última aparición de Rachel en esta edición.

Y es que sí, en el casting está su hermana, que dice querer llevar de incógnito lo del lazo familiar pero que tiene el mismo éxito que el hermano de Russell el año pasado. No intentes ocultarlo si parecéis siamesas y compartís el mismo (mal) gusto al vestir y os hacéis las extensiones y las operaciones de cirugía en le mismo sitio. En serio Elissa y ella son casi calcos de extravagancia choni colorida fan del histrionismo y de los grititos histéricos. 
Es decir que amaré odiarla.

También tenemos unos cuantos estereotipos del tipo rubia texana, gay friky amante del show, surfero idiota que va de guapo... 

Entre ellos me ha llamado la atención GInamarie que está zumbada hasta el punto de saltar sobre un concursante a los 10 minutos de estar en la casa y de no callarse la boca. Va a durar dos telediarios, ¡pero mientras tanto hay que disfrutarla!

Así que mis favoritos de momento son Ginamarie, Nick (que promete ser un jugador completo) y Jessie cuyos comentarios me han ganado. 

Después tuvimos una prueba de resistencia al estilo Big Brother con un tema absolutamente random y que siempre parecen sacadas de descartes del Grand Prix y que nos ha deparado de primer HOH al repartidor de pizzas mientras muchos concursantes tiraban la prueba.

lo que sí que ha sido espectacular ha sido la rapidez de todo el mundo por hacer alianzas en el día uno. veremos como surge porque esa clase de rapidez y juego suele deparar una salida rápida a las primera de cambio, ¿recordamos Big Brother 10?

En resumen, Big Brother ha vuelto, como siempre y con sus mismos aciertos y fracasos pero con un buen cast que puede hacernos vivir un buen verano con caras refrescantes. Por mi parte seguiré de cerca la casa americana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada