miércoles, 19 de junio de 2013

The Purge: La Noche de las Bestias (The Purge, 2013) - **

Michael Bay en una de asalta casas



Hace años empecé escribiendo un artículo sobre cómo veía que el cine de terror contemporáneo está prácticamente muerto y gobernado por una serie de empresas americanas factura productos uno tras otro sin ningún escrúpulo a la hora de incluso coger ideas originales (cine oriental) y hacerlo pasar por un filtro convirtiendo todo en un mismo patrón.

Viendo “Purge: La noche de las bestias” he tenido esa sensación ya que la película plantea un grandísima dilema moral y un montón de ideas muy buenas y originales que podrían plantear grandísimos interrogantes y cuestiones cinematográficas muy interesantes y que sin embargo termina confeccionándose en una cinta anodinamente rutinaria sobre asaltos a las casas, y que si bien mantiene un suspense sostenido termina por quedarse en aguas de borraja.




El argumento gira en torno a un futuro próximo (2022) en el que la sociedad americano ha erradicado la violencia de las calles permitiendo un día al año celebrar “La Purga” en el que está permitido delinquir y matar sin consecuencias. En ese día y cómo una familia se tiene que enfrentar a él gira la película. Y no quiero dar más detalles.

Este planteamiento ofrece muchísimas líneas de guión y reflexiones como el hecho de que el hombre sea un animal necesario de liberación violenta, como el hecho de un estudio social sobre si es provechoso limpiar una nación de toda la gente que no puede defenderse y mantenerse (débiles, vagabundos, pobres), sobre el consumo de violencia, lo que el hombre es capaz de hacer con el hombre...

Obviamente con todo este planteamiento las referencias de las que bebe la cinta son innumerables desde “Perros de Paja”, “Funny Games” hasta “Los juegos del hambre” pero en lugar de un gran estudio sobre la violencia humana y la condición social del individuo el camino que toma el director y guionista termina siendo el de hacer un mero entretenimiento al estilo “Los Extraños” y todo se torna en algo increíblemente frustrante para el espectador porque las buenas ideas están ahí pero en lugar de desarrollarlas parece que se tropieza con ellas por casualidad. Y cuando viendo una cinta de terror te vienen a la mente escenas de “Solo en casa” es que algo muy fuerte está fallando.

Es difícil discernir si la culpa es del guionista y director que se limita a dirigir la cinta con oficio pero tal cantidad de lugar comunes que sabes que todo es predecible al extremo o por parte del productor, el bueno de Michael Bay al que ya sabemos lo que le interesa el argumento dentro de sus películas y lo mucho que le gusta facturar blockbusters que gusten a la masa becerril.

En resumen, The Purge: La noche de las bestias es una película increíblemente  frustrante porque podría dar pie a un montón de debate al finalizar la misma sobre muchas cosas y se termina quedando en algo tan soso, rutinario e infructuoso y que, aún juzgándola por lo que es y no por lo que podría haber sido, si se realizase una purga sobre las películas de asaltos a casas “The Purge: La noche de las bestias” carecería de las armas necesarias para defenderse. 

Lo mejor: La premisa
Lo peor: Lo predecible que resulta todo

Valoración: 4/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada