lunes, 10 de enero de 2011

LO QUE EL VIENTO SE LLEVÓ (1939)

Para rebobinarla cuando queráis ver a tías odiosas que enamoran... y tipos enamorados a los que odian...




Título original: Gone With the Wind
Año: 1939
Duración: 222 min.
Director: Víctor Fleming.
Guión: Sidney Howard (Novela: Margaret Mitchell)
Música: Max Steiner
Fotografía: Ernest Haller & Ray Rennahan
Reparto: Vivien Leigh, Clark Gable, Olivia de Havilland, Leslie Howard, Hattie McDaniel, Thomas Mitchell, Barbara O'Neil, Butterfly McQueen, Ona Munson, Ann Rutherford, Evelyn Keyes
Productora: David O. Selznick Production / MGM

Pocas cosas se pueden decir de esta película, a parte de que es una de las mejores de todos los tiempos (esto es para empezar de forma original…). Sin embargo, no sé si esa grandeza se sustenta tanto en la historia misma o, si por el contrario, nace de la fuerza de las interpretaciones. Sea como sea, ambas vertientes rozan la matrícula de honor en esta ocasión.

Pocos saben que esta película tiene su origen en una novela escrita por Margaret Mitchell (ganadora de un Premio Pullitzer) y fue algo así como el bombazo literario de la década. No sé muy bien si se trataba de una historia de amor ambientada en la Guerrra de Secesión americana o si era más bien la historia de esa contienda con un affaire de fondo. En fin, lo cierto es que con su paso al celuloide, se convirtió en una leyenda.



Su preparación fue poco menos que un asunto nacional, incluso se llegaron a publicar varias listas con los candidatos a los principales papeles, donde, por cierto, Vivien Leight ocupaba las últimas posiciones. Nadie daba un duro por aquella muchacha desconocida, inglesa y además nacida en la India. Afortunadamente, fue la que se llevó el gato al agua. Su elección dio como resultado una de las mejores interpretaciones de todos los tiempos, un estilo difícilmente de superar; por eso, los postreros intentos por hacer una secuela de la película fueron tan nefastos... simplemente porque ella no estaba. Se mueve como nadie lo ha hecho nunca y su interpretación es lo más valioso de la película, con una transformación que va desde lo más pijo del Sur, con aires de rompecorazones (por no decir de calienta…) a la luchadora en que se convierte después, sudando la gota gorda en los campos de algodón. Sé que los que hayáis visto la película me diréis que, en el fondo, ella no deja de ser una caprichosa toda su vida, y es cierto. Pero también es verdad que la evolución del personaje es fascinante… o al menos a mi me lo parece.


No hay que olvidar al protagonista masculino, el señoritísimo Clark Gable, un señor que, por los visto, vestía muy bien, besaba muy bien y actuaba también muy bien, vamos, lo que se dice un actor de los de antes. Esa sonrisa canalla define perfectamente a un personaje que, con todo lo ruin que quiere presentearse, al final hasta se hace de querer y todo.

Si a esta combinación se le añaden secundario de oro como Olivia de Havilland (por una vez si su compi Errol Flynn, y única de todo el reparto que aún vive), Leslie Howard o Hattie McDaniel (Mami para los amigos) el resultado es de los que te pegan al sillón toda la tarde.

La historia, como ya comenté antes, está ambientada en los años de la Guerra de Secesión - el momento de la declaración de guerra hace avergonzarse del ser humano, la verdad-; pero, contrariamente a lo que opina mucha gente, no se trata del amor entre Escarlata y Rhett, sino entre aquella y Ashley. Este romance interruptus es el verdadero motor de la trama y lo que hace a Escarlata tan débil y tan masculinamente fuerte a la vez.


Quienes no han visto nunca esta película cometen un profundo y grave error, porque se pierden la madre de todos los dramas, además de una de las producciones más caras y mejor hechas de toda la historia.

Llegados a este punto, se me hace difícil seguir sin soltar más flores sobre todo lo que rodea al largometraje, así que creo que es momento de dejaros en manos de las curiosidades de la peli, cortesía de www.tepasmas.com:

-En el plano secuencia en el que se muestran, cantidad de heridos desde un plano cenital, la mayoría de los "heridos" son muñecos vestidos. Al lado de los muñecos colocaron personas vivas para evitar sensación de falsedad.

-Fue muy curiosa, la forma en que Olivia de Havilland entró en el reparto. Su hermana Joan Fontaine fue llamada a hacer las pruebas para el papel de Melanie, pero no gustó al productor David O. Selznick. Fontaine, muy disgustada, se marchó del set gritando a Selznick, sin mirarle: "¡Para hacer de pava es mejor que llamen a mi hermana Olivia!" (ambas actrices se detestaban mutuamente, a pesar de ser hermanas), al productor le pareció una buena idea y llamaron a Olivia, la cual hizo la prueba y se quedó con el papel que le daría mas prestigio de toda su carrera.

-Clark Gable comentó que de todos los personajes que había encarnado en su carrera al que le tenía más manía era al de Rett Buttler.

-La escena en que Rhett coge a Scarlett y sube la escalinata hasta el dormitorio con ella gritando y pataleando tuvo que repetirse varias veces. Clark Gable, que entonces tenía treinta y ocho años y estaba en plena forma, subió las escaleras a paso ligero, con Vivien Leigh a cuestas, un buen número de veces, repitiendo la escena cada vez que se lo pidió el director Victor Fleming, buen amigo suyo. Sin embargo, llegó un momento en que el actor empezó a acusar el cansancio, pero Fleming le hizo repetir la toma una vez más. El derrengado actor subió de nuevo los pesados escalones cargando con Leigh, tras lo cual Victor Fleming le dijo, jocosamente: "En realidad no necesitaba esta última toma, pero había apostado a que no eras capaz de subir otra vez esas malditas escaleras..."

-El papel de Boniblue Buttler, hija de Rhett y Scarlet lo iba a realizar Elizabeth Taylor, pero no lo hizo porque su padre no quiso.

-El primer director que había sido elegido era George Cukor. Como se centraba más en la actuación de Vivien Leigh y Olivia de Havilland, Clark Gable hizo que lo reemplazaran por Victor Fleming. Sin embargo, lo que nadie sabía era que éstas ensayaban en secreto con George Cukor.

Todas las entradas de rebobínala otra vez las encontrarás aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada