sábado, 23 de julio de 2011

Big Brother 13 (Cap. 7) - El show de Rachel

She's Vegas



He de reconocer que etse Big Brother está siendo de los mejores: tenemos drama, estrategias, abandonos, puñaladas, alianzas que se han roto y otras que están a punto.

Podemos odiar a Rachel o amarla, pero hay que reconocer que ya sea llorando en los arbustos o meando en directo (ese guiño de dejar su micro abierto tras la expulsión de Cassi) todo gira en torno a ella y está haciendo que de momento esta edición sea de todo menos aburrida.


Al empezar la temporada teníamos dos grupos diferenciados los newbies vs the veterans. Y los primeros hicieron un “pacto” para mantenerse vivos y sacar a las estrellas una a una. Pero en Big Brother los números no lo son todo, también tienes que ganar pruebas porque sino estás condenado a que tu alianza se vaya desmoronando. Tras la primera victoria de Rachel como líder (HoH) surgió la figura de los regulators para controlar la casa, pero obviaron el importante detalle de no controlar a todo el mundo y quedarse relegados y condenados a ser una de las peores alianzas de la historia del programa.

De ahí surgió la figura de Porsche cuyo lanzamiento a la fama fue decir que su mayor logro en la vida era su eprsonalidad y la ayuda de los doctores sobre sus pechos. La camarera de zonas VIP fue la primera en saltar sobre los veteranos y prometerles fidelidad a cambio de sobrevivir. La siguiente fue Shelly. El resto se desmoronó y se están vendiendo al mejor postor desmoronándose a pasos agigantados.

Muchos critican lo que hizo Porsche, pero ha sido la mejor estrategia junto con Danielle que vive feliz con su golden key, sus coqueteos con Dominic y la casa completamente bajo control y sin ninguna diana en su espalda.

Y es que algo está claro, antes o después las dos parejas de veteranos se van a merendar como negros. Esta es la última semana de concurso por parejas y después todo pasa a ser individual con cinco veteranos y cinco newbies, y con Jeff cansado y harto de la actitud de Rachel.

Y es que Rachel, la diva de la sobreatuación, de las extensiones pelirrojas, es incapaz de controlar los sentimientos y solo tiene dos: competir y llorar. Rachel es totalmente imprevisible y las emociones la embriagan continuamente resultando incapaz de mantener su boca cerrada.

En la primera semana ya la oímos cotillear a la española sobre el supuesto paso por el cirujano de Cassi que demostró ser más guapa, elegante y con más clase que ella en cada movimiento (por no hablar del pelo maravilloso de Cassi frente a esa rata pelirroja muerta que se gasta Rachel). Una semana después la quería fuera a toda costa y se ha portado como una verdadera zorra ante ella hasta el punto de increparla en una discusión épica con Cassi sin levantar el tono de voz diciéndola que se preguntaba por qué el año pasado todo el mundo era tan cruel con ella y lo ha descubierto al conocerla.

Rachel se quedo con cara pava, bueno todo lo cara pava que el botox le permite, y se fue a llorarle a Jordan que le dijo que su boca le perdía. Después Rachel se metió con ella en el confesionario, pero a la cara fue incapaz de mantener una conversación adulta con Cassi…

Pero el show de Rachel no acaba ahí, mandó al patético de Brendan a por Cassi, discutió en la prueba del Veto con Jeff y gritó en plan diva “It’s over” y se fue a los arbustosa llorar en uno de los gestos más patéticos y sublimes que he visto en cualquier programa de telerrealidad. Pero lo peor es que Rachel se está regodeando de que todo le sale como quiere y es que la muy petarda tiene una potra que no se la cree ni ella.

Señoras y señores, por si el show Rachel no hubiese sido suficiente esta semana ha vuelto a ganar el HoH, vuelve a tener todo el poder sobre su mano y vuelve a centrar la atención de la casa para desgracia de todos los habitantes.

Jeff y Jordan tuvieron la oportunidad de hacerle un backdoor de los épicos y se contuvieron por respeto a su alianza y ahora penden de un hilo, aunque ambos saben estar callados y ser prudentes y seguro que convencerán a Rachel para que mate a Dominic o a Lowan o Loan o bueno, el mueble moreno que anda por allí.

Esta semana tenemos que aguantar las idas de olla de la que se cree que todo lo que sucede en el mundo es porque ella lo quiere (y no porque la CBS amañase esa prueba de HoH) mientras America twitea a velocidad de infarto Bitch. Porque es lo que Rachel es una bitch que pese a saturarnos a todos en el minuto 1 está resultando la mar de entretenida para el formato. Una vez más.

Lástima que no tengamos a Britney y a Evil Dick allí para atormentarla…

Por cierto, la visita es de David Hasselholf para promocionar el nuevo Reallity en el que cambia la vida con alguien con su mismo nombre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada