lunes, 13 de diciembre de 2010

THE AMAZING RACE 17 - LAS CHICAS SON GUERRERAS

Las mujeres pueden hacerlo




Se hizo historia en el concurso.
Por fin, tras 17 temporadas, 8 años y medio de programa y una infinitud de parejas ha llegado uno de esos momentos mágicos: Una pareja femenina ha ganado The Amazing Race.
Y además lo ha hecho de manera limpia, superando sus barreras y llevándose la simpatía de todos en la que ha sido la remontada que necesitaba este programa para volver a la calidad que atesora uno de los mejores formatos de la televisión mundial.

The Amazing Race, para los que no sepan lo que es, consiste en una gymkana bestial alrededor del mundo, donde al final de cada etapa el equipo que llega el último es expulsado. Algunas veces se quedan y tienen una penalización de cara a la siguiente etapa, pero normalmente son eliminados.

Muchos pensarán que es igual que Pekin Express (cuya Ruta del dragón ha remontado un comienzo titubeante), pero pese a que mantiene muchas similitudes (compiten por parejas, es una carrera, eliminan en cada etapa…) los formatos son bastante diferentes.



En primer lugar esto es una carrera no una aventura, aquí tienen dinero, todos duermen juntos y pueden coger taxis, autobuses y demás. No tienen que hacer autostop, ni buscar alojamiento para dormir, ni nada de eso.

En segundo lugar la carrera es mundial y no saben los destinos hasta que abren los sobres. Puede que la siguiente parada sea en África como en la Antártida, como en Nueva Zelanda, Londres, India o Panamá. Por eso los aeropuertos son cruciales y las estrategias más fuertes se desenvuelven entre Jet Lags y taxis.

Otra de las grandes diferencias son las tareas que tienen que realizar. Hay dos tipos de pruebas, en una de ellas un único miembro del equipo debe realizarla, en otra tienen que elegir entre dos pruebas diferentes y completarlas. Suelen ser bastante vistosas y espectaculares con predilección por putear al personal.

Para terminar lo que mejor funciona en The Amazing Race es la mano del productor Jerry Brickheimer (CSI, piratas del caribe) que entrega un producto técnicamente perfecto y montado con una tensión y vertiginosidad que nunca antes había visto en televisión. Cuando acaban los 40 minutos tienes que coger aire de la cantidad de adrenalina que te ha tocado quemar animando a los equipos. Todo es perfecto la música, la cantidad de planos y grúas utilizados, la aceleración de determinadas imágenes, el montaje paralelo… Es para que se nos caiga la baba a los que analizamos televisión.

Pero el problema de estos programas viene determinado fuertemente por el casting. Dependiendo las parejas que compitan te pueden dar una buena o mala temporada. Da igual que tengas el mejor envoltorio y los mejores guionistas, si las parejas no funcionan el show tampoco. Sucedió la pasada temporada y la anterior.

Pero este año ha sido especial.

Hemos tenido un gran casting y un montón de momentos que me ha hecho por primera vez seguir la carrera a ritmo americano sin ni siquiera esperar a los subtítulos. Todas las parejas han aportado algo, la madre e hija biológicas que apenas se conocían, los frikys miembros de un Glee Club auténtico, las rubias buenorras jugadoras de Volley, la pareja que discute a todas horas y encima se piden matrimonio en mitad de la carrera, la pareja malísima que va progresando y se creen ganadores antes de jugar…

Pero ha habido algunas que la han hecho memorable y digna de recordar.

Primero Dumb and Dumberer, Nick y Vicky, dos ¿heavys? Cargados de tatuajes y piercings que han sido lo más tonto que se ha asomado a la pequeña pantalla en años y que me han hecho morderme el labio de incredulidad (casi los llevan a la cárcel por intentar meterse en Corea del Norte en una de sus confusiones!!). Lástima que Vicky al final me caía bien con su asma galopante y su novio maltratador, pero su momento de “El fast forward ya ha sido cogido. ¿qué significa? Porque puede ser que alguien lo haya cogido o que esté aquí y lo tengamos que coger ¿esperamos o no? ¿No entiendo?”

La siguiente pareja épica ha sido Mallory y su padre. El padre casi no ha hablado, pero Mallory es Dios. Una miss de estados unidos cargada de optimismo, alegría y despreocupación, que vivía cada momento al 100% con un buen humor que se contagiaba, cada gesto de ella con sus ojos como platos, su manera de preocuparse, de hacer los retos TODO en ella era tan divertido que solo tengo ganas que empiece la temporada 18 para verla como lo que es una gran All Star. “¡África! ¡Qué bien! ¡Siempre he querido besar un niño negro!”

Y luego ya las grandes finalistas que han quedado primeras y segundas, que han llegado hasta el final y han cargado el peso de una de las mejores temporadas.

En segundo lugar ha quedado Brooke y Claire, dos vendedoras de teletienda que son un terremoto de lo más bestial que he visto jamás, sobre todo Brooke de lo más loco, alegre y contagioso que he visto nunca. Mucho tiempo que no me reía con alguien así y que han estado en otra dimensión del juego: nunca se han enfadado, ni gritado, ni cabreado con una prueba, todo eran risas y alegría. Personalmente me han enseñado una lección de vida porque es mejor este tipo de gente que te alegra el día y lo quieres tener cerca por ello. Dos personas que han pasado a la historia por el momento melón:





Pero además por su perseverancia, tenacidad y simpatía. Da gusto ver que existe gente así.

Por último toca hablar de las ganadoras Nat & Kat, dos amigas doctoras que han escapado de la mala suerte de las primeras etapas en las que estuvieron coqueteando con la eliminación a superarse y convertirse en uno de los rivales a batir en las últimas etapas.

Sobre todo se han superado en sus temores (miedo a las alturas), sus creencias (una de ellas era vegetariana y una prueba repugnante de comer carne de una cabeza la hizo) y sus problemas físicos demostrando que a pesar diabética del grupo más alto se puede realizar lo que se proponga. Han jugado bien estratégicamente, socialmente y de cara al espectáculo con una gran sonrisa en la cara y poniendo entrega y pasión en cada cosa que hacían.

Unas grandes jugadoras que han hecho historia y que se merecen el premio en una de las mejores temporadas de The Amazing Race.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada